Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

La democracia: las reformas institucionales indispensables

La democracia: las reformas institucionales indispensables

1) Listas transnacionales

La Unión Europea es una democracia inacabada. Es cierto que dispone de un Parlamento cuyo poder se ha incrementado con el tiempo. No obstante, sigue tratándose de un poder limitado. No dispone de ninguna competencia en materia de ingresos, no tiene un poder de iniciativa real y desempeña un papel secundario en la elección de los miembros del Ejecutivo europeo.

Pero, ante todo, su composición es más el resultado de los dinamismos nacionales que la expresión de una dinámica genuinamente europea.

El PDE se pronuncia a favor de la introducción de listas transnacionales para atribuirles una parte significativa de los escaños disponibles en el Parlamento europeo.

De este modo, los electores podrán elegir entre listas que defiendan programas para el conjunto de Europa.

2) Reforzar la democracia participativa.

Demasiados ciudadanos perciben la Unión europea como una máquina burocrática anónima, ajena a sus problemas y aspiraciones y alejada de sus preocupaciones y reivindicaciones.

El PDE quiere ayudar a reducir de esta brecha. Solicita que la Unión Europea movilice los medios necesarios para que los ciudadanos sepan que tienen derecho a presentar una petición ante el Parlamento Europeo.

Además, el PDE considera que es urgente revisar y flexibilizar las reglas de la Iniciativa Ciudadana Europea, que permite a los ciudadanos solicitar a la Comisión Europea la elaboración de una propuesta legislativa acerca de un tema que les preocupa.

3) Sanciones a la deriva autoritaria de un Estado miembro:

Teniendo en cuenta las reglas que en ocasiones requieren unanimidad, es intolerable que un Estado miembro que adopta una deriva populista o incluso totalitaria pueda imponer su voluntad a todos los demás miembros de la Unión Europea. Los pueblos y naciones plenamente democráticos nunca deberán y nunca podrán aceptar que estos regímenes paralicen y bloqueen la Unión.

El PDE defiende la introducción del Mecanismo Europeo para la Protección de la Democracia, del Estado de Derecho y de los Derechos Fundamentales, una resolución adoptada por el Parlamento Europeo que aumenta la capacidad del Tribunal de Justicia de la Unión Europea para abordar las violaciones del Estado de derecho en los Estados miembros de la UE.

En vista de los riesgos que comportan las corrientes populistas o incluso autoritarias a las que se enfrenta Europa, proponemos establecer un sistema en el que el incumplimiento de los valores fundamentales de la Unión (artículo 7 del Tratado de Lisboa) conlleve lo siguiente:

  • La congelación de toda ayuda financiera europea.
  • La suspensión de cualquier derecho a voto sobre las decisiones adoptadas por unanimidad.

Como medida intermedia en el proceso, de conformidad con el artículo 7 del Tratado de Lisboa, las personas y organizaciones elegibles del Estado miembro pueden solicitar financiación europea directamente a la Comisión Europea.

IED YDE