Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

El desarrollo del pilar europeo de derechos sociales

El desarrollo del pilar europeo de derechos sociales

Hasta ahora, a pesar de lo dispuesto en los tratados, la Europa social ha estado en la práctica muy instrumentalizada y sujeta a la ideología funcional debido a la hipótesis de que la integración social se produciría automáticamente después de la integración del mercado. Esta hipótesis no ha sido confirmada y la reciente crisis ha destapado grandes desigualdades entre los ciudadanos europeos y la desatención de ciertas necesidades sociales.

En este contexto, el Partido Demócrata Europeo extiende las siguientes propuestas:

Para el PDE, el pilar europeo de derechos sociales es una de las principales prioridades para los próximos años: lo ideal sería contar con un tratado específico sobre la Europa social que definiera sus objetivos generales y el ámbito de aplicación de conformidad con el principio de subsidiariedad.

A corto plazo, solicitamos a las instituciones europeas que elaboren una hoja de ruta para desarrollar este pilar social que relacione la finalización del mercado interior con la implementación progresiva de una auténtica estrategia de convergencia en cuanto a condiciones laborales, salario mínimo, lucha contra el dumping social, ingresos mínimos garantizados y pensiones mínimas. El objetivo es garantizar a todos los europeos el derecho a una vida digna, teniendo en cuenta las diferencias en el coste de la vida en los distintos Estados miembros, al tiempo que se garantiza un crecimiento sostenible y una correcta gestión de las cuentas públicas.

En particular, es necesario priorizar desde un punto de vista legal la igualdad de género en materia de acceso al empleo y de salarios (para un empleo equivalente).

Preconizamos la promoción de la economía social y los modelos de trabajo asociativo, como la cooperación colectiva, para contrarrestar en particular los efectos negativos de la globalización.

Proponemos que el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización pueda actuar de forma preventiva, es decir, antes de que se materialicen los despidos y las deslocalizaciones de empresas.

El pilar europeo de derechos sociales deberá realizar propuestas concretas en materias clave, como las ayudas a las familias y a la infancia, la promoción de índices de natalidad más altos, la conciliación entre la vida laboral y la vida familiar y personal y los cuidados de larga duración a las personas de edad avanzada, en especial a las personas dependientes.

De igual modo, es necesario plantear propuestas a favor de un mejor acceso al mercado laboral y a la vivienda para los menores de 30 años y para los trabajadores mayores de 50 años.

Por último, de acuerdo con los principios de subsidiariedad y proporcionalidad, preconizamos la participación de los gobiernos locales y regionales en la gestión de instrumentos como el Fondo Social Europeo y la Garantía Juvenil, ya que es en el ámbito subestatal donde se aplican principalmente las políticas activas de empleo, incluidas las políticas de innovación social e igualdad.

IED YDE